El ser humano
inicia un viaje

TRES ETAPAS HAN SIDO NECESARIAS
PARA APROXIMARSE A ESE GRAN MISTERIO DEL AMOR


Círculo con la letra v enlaza con la primera etapa de la vida: Un Viaje

UN VIAJE

Su propio ser,
grandioso y limitado
a la vez.

Círculo con la letra e enlaza con la segunda etapa de la vida: El Encuentro

EL ENCUENTRO

Con una realidad,
que compleja y misteriosa
le interpela.

Círculo con la letra c enlaza con la tercera etapa de la vida: La Comparación

LA COMPARACIÓN

Con seres diferentes,
que nos facilitan captar,
nuestra identidad como personas,
al compararse, las claves
de su identidad personal.



EL SER HUMANO PROTAGONIZA ESTE CONTENIDO

Ese ser que aunque se manifieste de modo diferente en esa “su irrepetible individualidad”, siempre añora la perfección y el amor.

Se ha concebido como un viaje, con la dinámica propia de quién está en búsqueda constante, aún sin apercibirse.




El dibujo de un mapa, con la ruta de un viaje

El viaje se lleva a cabo a través de sinceras y modestas reflexiones, en un lento despliegue.

Para acercarse más a nuestra sensibilidad, se ha querido compartir las reflexiones con la belleza de las imágenes y la sonoridad de la poesía, siempre buscando el bien que guardan en su interior los seres y amando todo lo que es vida, olvidando lo que conlleva todo lo que es muerte.

En modo alguno, se pretende entrar en los razonamientos científicos, filosóficos o teológicos, con los que competentes autores estudian los interrogantes, que siempre se ha planteado el ser humano.

Solo desea dar “un toque al corazón” para facilitar un encuentro personal con ese gran misterio del AMOR, que se esconde,

sin nosotros creerlo, en cuanto percibimos y sentimos, en el discurrir del día a día.

A ese corazón que se esconde en el fondo de todo ser humano, sea hombre o mujer.

Muchas veces creemos que no lo tenemos, porque nada sentimos.

Es porque permanece oculto bajo el peso de O son nuestras propias ambiciones o sueños los que parecen aplastarlo.

Quizás se encuentre a oscuras, ensombrecido por las heridas del desamor y el fracaso o el dolor y la desesperanza.

También puede vagar confundido entre las luces de unas metas erróneas, o de una imprecisa felicidad, que no logra alcanzar.

Pero siempre está ahí, en el interior de nuestra conciencia. “Hacer el silencio” es la mejor manera de llegar al fondo de ese corazón, inquieto y adormilado a la par.



Imagen de una niña

¿CÓMO HA DE PREPARARSE EL SER HUMANO
PARA ESE LARGO VIAJE?


Antes de emprender esa larga marcha, tendrá que despojarse del pesado ropaje con el que le reviste ese mundo de hoy, pletórico de datos y conocimientos, de teorías e interpretaciones, pero también plagado de errores y carencias, de contradicciones y experiencias traumáticas.

Liberarse de la complejidad y la satisfacción de su mente ensorbecida por el poder, alcanzado en tantos siglos de historia, infiltrada de tópicos, prejuicios y rivalidades.



Sólo así es posible que pueda contemplar la tierra, el universo, sus habitantes, con los ojos de un niño pequeño, aún inocente, fácil a la admiración y al entusiasmo y ajeno a la desilusión y a la desconfianza. Y adentrarse en la pureza del razonamiento de las gentes auténticamente sencillas.



Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.